Akashá

El científico Ervin Lászlo afirmo que hay un campo de información como sustancia del cosmos del que participamos todos. Funciona como una memoria: cuando algo acontece, la información permanece en esa dimensión. Este plano lo denomino campo Akásico.

Esta teoría se inspiro del término sánscrito Akashá que significa espacio. En la religión hinduista, el Akashá es el fundamento y la esencia de todas las cosas en el mundo material; aparte de los cuatro elementos (aire, fuego, tierra y agua) definieron un quinto que los contiene a todos y es la matriz de toda materia y fuerza del universo.

Según Lászlo, el campo Akásico está implicado en la evolución de los universos. Un universo como el nuestro va expandiéndose hasta que se colapsa y empieza a contraerse hasta alcanzar la dimensión de la cabeza de un alfiler. Es en ese instante donde la fuerza de expansión es tan grande, que ocurre una explosión capaz de crear nuevos universos.

La instalación consiste en globos metalizados que flotan por el helio, sujetos con hilos de nylon por pesas de cobre. Un globo se expande, se contrae o colapsa con la punta de un alfiler. El helio es el segundo elemento más ligero y el segundo más abundante en el universo. Contenedores que modelan el vacío gracias al aire. Aquello que no se observa permite que todas las cosas se conecten entre sí.